Todas las entradas de: Angel

Mala conexión en mi cabeza

En todas las cosas existen nexos de unión, conexiones que en ocasiones prolongan y en otras complementan.

Los errores se suceden a menudo aunque en ocasiones pasan desapercibidos: un electricista hace una mala conexión y con un chispazo y un automático disparado, fin de la historia y error amortizado.

Mas complejo es el error de aquellos responsables de la construcción de un túnel que acometieron por ambas cabezas y nunca se encontraron. Aquí también saltaron chispas, pero en los despachos.

Pero el “sumun” de las conexiones es ese trasplante de cabeza que está previsto en pocas fechas. Ahí, no hay lugar a errores porque en ese caso los chispazos serían cerebrales y ¡ lo que nos faltaba!. Como si no se nos cruzaran las neuronas sin necesidad de experimentos nuevos que van en contra de la naturaleza, al menos en la que los seres humanos tenemos algo que decir.

La noticia del trasplante de cabeza en cuestión, me trae de cabeza de tal modo que tengo pesadillas en las que soy protagonista. El caso es que se superen, que no lo tengo claro…

Mala conexión

Me desperté y enseguida supe que algo no iba bien: en lugar de pestañear, el dedo índice y corazón se recogían y estiraban. Al tratar de rascarme la oreja, mi pierna se alzó en un ángulo de 45º sobre la cama. Traté de incorporarme en la cama y en vez de conseguirlo, mis párpados se abrían y cerraban. Intento coger el vaso de agua para aliviar la sed y me encuentro con el dedo gordo del pie en mi nariz. Intento orinar y noto que las babas me resbalan por las comisuras de la boca. Intento gritar y el sonido que emito es el del ventoseo. Intento echar a correr y se suelta mi esfínter. Quiero morirme y me sale una risa tonta.

Y mientras mi cuerpo está en plena descoordinación con mi cabeza, acierto a ver con mis orejas a un grupo de doctores debatiendo sobre los riesgos que conllevan los trasplantes de cabeza.

No me fío de los que ahora “ven la luz”

ver la luzLa exclusión social causada por las deudas

Me propongo criticar un comportamiento determinado pero no el de la persona de la que hablaré al final de mi escrito ya que esa persona, por fin ,“vio la luz” profesionalmente hablando y abandonó una profesión a la que dedicó 17 años de su vida iniciando un nuevo  camino de “ayuda a los demás”, o por lo menos eso es lo que he leído.

Quiero criticar el comportamiento de esos profesionales de banca que, en aras a llenar los bolsillos del accionista, se dedicaron a realizar operaciones de refinanciación de deudas , de reunificación de las mismas, y de estudios varios únicamente focalizados a intentar que la entidad no se viera “dañada” por un préstamo fallido.

Critico a esos señores que, muy profesionales ellos, realizaron un trabajo muy serio y perfecto centrado en “alargar los pagos de difícil cobro” , reafirmar la confianza depositada en una empresa determinada (un cliente….cualquiera que fuera) para re-constituir nuevos préstamos que , si ya eran de dudoso cobro, al final resultaron fallidos y tanto la empresa como los empresarios y trabajadores de la misma se vieron inmersos en un desastre al que se llamó “quiebra total”.

Critico a esos “salvavidas de mentira” que jugaron con la loable confianza del incauto para finiquitar  el resultado de la misma con el pretexto manipulado de que “era viable volver a prestarles dinero”.

Menuda mentira.

Una vez transcurrido el más duro tiempo de la crisis y con alguna enfermedad por el medio, dicen que ocasionada por la presión laboral a la que estos señores estaban sometidos, nos encontramos con algunas de esas personas que “vieron la luz” , les dio pena , al final comprendieron ,etcétera y un sinfín de frases maravillosas más para constatar que la gente SUFRIÓ en sus carnes el trabajo que ellos habían realizado poco tiempo atrás……..ese del que he hablado.

¿Qué hacen ahora algunas de esas personas?

Pues crearon Fundaciones de Ayuda a la Pymes, trabajan en sus propias empresas o en otras dedicadas a analizar las deudas de otras empresas distintas  y las de sus propietarios.

Es decir, hacen lo mismo que antes pero dicen que se han dado cuenta del error que cometían cuando trabajaban para otras entidades (recuerden el sufrimiento ocasionado del que he hablado antes.

Leches, ¿Pero no es la misma profesión?

Por lo tanto siguen igual…..”venden humo  muy caro y peligroso ”pero desde una perspectiva de AYUDAR A LOS DEMÁS ,dicen ellos.

Menuda mentira, solo  los intereses  que deberán pagar las empresas con deudas (usura a lo grande) obligará a trabajar gratis unos cuantos años más.

El día 8 de diciembre leí en el diario La Nueva España (Asturias) una entrevista a una de estas personas, Raphael Nagel,  que trabajó durante 17 años en el grupo Deutsche Bank dedicado a refinanciaciones de deudas  ( entre otras cosas) y fondos de inversión prioritariamente.

Un directivo del Grupo.

Sufrió un infarto (he leído que causado por la presión laboral )y fue cuando se dio cuenta del “daño y sufrimiento” que las empresas han vivido y siguen viviendo (las que aún subsisten a duras penas).

Este señor dice que nunca observó prácticas irregulares

Sigue dedicado a lo mismo….pero ahora es él el que toma las decisiones …AH!!! Y creó una Fundación de ayuda a Pymes.

Es posible que esté equivocado…pero eso de “ver la luz”  (después de sufrir un infarto) y darse cuenta de los errores cometidos cuando trabajaba en la gran Banca y ahora dedicarse casi a lo mismo diciendo que lo hace por el bien de los demás huele que apesta.

¿Por qué ahora y no antes? ¿Por qué ayudar ahora a los que están abocados a la exclusión social a causa de las deudas y no antes?.

Será por haber sufrido un infarto…..

Pero, ya saben, puedo estar equivocado pero no me fío de los que ahora ven la luz

Por valle

valle

Los deberes ¿responsabilidad u obligación?

deberes en la escuelaLos deberes y la educación

Acostumbrados como estamos a protestar por todo y ante todo, no es de extrañar que ahora esté comenzando la moda de protestar, o más bien hacer huelga, porque los niños llevan deberes para casa y dicen que muchos.

Particularmente quiero recordar que, aún siendo mal estudiante, los deberes jamás me impedían tener tiempo libre para realizar otras actividades.

Siempre tuve tiempo para mí.

Hace años se hacían los mismos deberes que ahora o más y solo representaba la necesidad de asumir varias responsabilidades que, a la larga, nos llevaba a tener normas de comportamiento, obligaciones que asumíamos de manera natural.

Tenemos datos, año tras año, que sitúan a nuestros jóvenes a la cola de Europa en materia didáctica en cuanto a cultura se refiere ¿No será que nuestra norma educativa no es buena, está obsoleta, es demasiado permisiva o será que ya no vale?

¿No será que cada cierto tiempo cambiamos esa  norma y tenemos tal lío educativo que no sabemos salir de él? Demasiada permisividad puede generar “abandono de responsabilidad”.

No soy experto en la materia pero si ustedes se dan una vuelta por algunas webs especializadas en obtención de datos educativos, fáciles de encontrar no se preocupen, se darán cuenta y constatarán que por muchos deberes que manden hacer a nuestros hijos el resultado será el mismo….QUE SEGUIMOS SIENDO COLA DE EUROPA en  materia educativa.

Además los medios de comunicación oficiales nos lo dicen a todas horas.

Yo soy partidario de que se ejercite, muy a fondo, la comprensión, es decir, que nuestros niños y jóvenes entiendan lo que se lee, se escribe, se razone y se opine. Ese sería un objetivo verdadero y absolutamente prioritario.

Los deberes, vale, sí, de acuerdo, son necesarios por si mismos en la cantidad que se determine, pero la inversión debe ser más dinámica, clara y explicativa para que se enseñe a entender y comprender las cosas.

¿Huelgas de deberes para qué?

Ahora se pondrán de moda y no servirán para nada salvo para que los jóvenes sigan pareciendo “zombies” ante  la pantalla del móvil cuando llega el recreo y delante del televisor cuando están en casa.

¿Exagero? Saben ustedes que si pero no me falta razón.

¿Por qué no pensamos un poco más en los profesores (los educadores de cada materia) e intentamos que su opinión sea tenida en cuenta más a menudo.

AH!! Ya sé, el problema es de los padres que están cansados de responder a las preguntas de los hijos.

La educación y la norma empiezan en casa y no creo que una hipotética huelga de hijos incumpliendo esa norma nos viniera bien.

Aplique usted el criterio que crea conveniente pero deberes siempre los ha habido, móviles NO.

Posteado por Valle

valle

 

Hala!!!  A defraudar todo el mundo

data:image/jpeg;base64,/9j/4AAQSkZJRgABAQAAAQABAAD/2wCEAAkGBxQSEhUUEhQVFRQUFhQUFBQVFBAUFBQUFBUXFhUVFBQYHSggGBolHBUUITEhJSksLi4uFx8zODMsNygtLisBCgoKDg0OGhAQFywcHBwsLCwsLCwsLCwsLCwsLCwsLCwsLCwsLCwsLCwsLCwsLCwsNywsLCwsLCwsLCw3KywsLP/AABEIAPgAywMBIgACEQEDEQH/xAAcAAABBQEBAQAAAAAAAAAAAAAEAAECAwUGBwj/xAA7EAABAwIEBAQFAgUDBAMAAAABAAIRAwQSITFBBVFhcQYTgZEiMqGx0ULBFBUjUvByouEWktLxB2KC/8QAGQEAAwEBAQAAAAAAAAAAAAAAAAECAwQF/8QAIhEBAQACAgICAwEBAAAAAAAAAAECEQMhEjEEQSJRYTIT/9oADAMBAAIRAxEAPwD1NJShNC0ZmSTwlCAZJPCeEBFJShKEBFJOVRWuAMhqgLkli1OPBs4gPh1+JMPELDoD3OQS2rxrbTLn6/icM1ZHIlwAd2TDxMP1NI5o3B410KSAtOLU3iQY6FHtMppJKE8JIBkk6UICKSkkgIpJ0kBGEoUoTIC1JOkkZkk6SAZJOkgGSTpICFRYXEmwHOJM9D9Oi17qrGS5fxDftb8M4ndNG9FGeWmmGO3KcQui4kCYn7Ss2pVeDkd5w7D1RF1cGT7D1VLKeWZ1MflRK38YtpuqPLRMkkHnpy6LQfwq4xOJa4bkyYxdjl0VFm2PiBzmB9l0vArB7mF4JILo11kqkWMFlGs2JDpjOBt2WpZ+JqlOJ2yIOhC6l9o1sncl2R75LL4vwNtVuUY9iP3hT5aqvGWOj4bfNr0w9mh23B3BRK8+8OXjrZzmE5gnEwnI9RyP4Xf0Koe0OaZBEhay7c+WOqlCSkmTSaE0KSSAjCUKSUICCSlCaEBYkkkkokkkkAkkkkAlRe3LaTC9xyA9zsArXPA1K47xrxH4qbP0E5mdTyRThrri7mtNV5hz/kb/AGN591yV3eSZJ191XxriBqP1yGSyqzpWP26cZqJVriT6pn1shCHUk1aH2t9BbIyC3LHxMaIbhnIzEmCc9R3K5QIjCMk02O7tuP8Am5nI9EbS4h1zXCW1wWkQtVnERsO6iw5RfiBox+YdHCHQYMjTutXwDxvGDScc9WzvzXLcVvvMAbrEmOaE4U806jXNOjgTH1CvHcZ5917SmWN/1DTgbdEw8RU+a0YNpJZLOPUzurP5zT5oJpJLN/nNPmm/ndPmgNNMs08bp81H+d0+aAyn+MmbKLPGTdwuClKUG9NoeKKThqo1fFVIHVeaSlKA9Bd4xZKBvPGX9oXGSlKA17nj1V5+aFkcSu3HCXEn4tZTyqrm0fUY4sEikA952a3Qep2HQop4+1FVVkSo1KLnnWB0yVT7Rs5vPusXXFvlpgxU17csGIPdAiRkcvZDCvJjE/M7tge+FBjnADUpNrN5+yZtoyPiJPc/hNTbT2b6wUbLQ3Bu0yPqO6Zr4TNyHwwNDIAnKd9d9FAvzgx0OQlP2n0Z9WHT7c5V9hXl0HdZ96dCE/DKnxAcz1n/ADRVPTPL26qq6DHb7KHmqm5fLj7eyplaysLOxfmpjWQiUo2WhXnJvNQ8ppT2NCTWTecqJSlGwFJS8xWwFTcGFm00XmpCsq2vlSxAJkmKgKTgdk1o3EdEQ90GIS2AwxckJZ1alNlSm6o4lxzzPxCPhy5a+60hU6Km4oSQe0ncR+xGSLTii6cQIbqfp1Kyha1plxkcssj6LXrPgnMe4Q1WrPM9pWTqCCo/Jpzz12AGaVYGJGozHor20zBJ7AckzFUKhDWe4cj7pm2Ty7EHRpo4jvkiHMjaRsRr2IRtjSxHpvIKXoIUS4ZOjoRqe4Urik18BwBGeo6R+60bixwjEyXDeA7LvKEw7/4EQX9BqrRgDNxkwk6jZpPPkfTkheDEmsxvN0Iy+pAsMqPhqye6s1xw/CQ4ve9jRhyzknM69VbKxsVHfEe5TQVbfWbmS4VKdTPPy3OdE88QGXUILzHJ7Z3Gz2uL0saGdWSFeEy0JL0sarpYnmGiT0RdzYVKJArU3MnMYhAI6HQoGlAqJ8aRDUsLeaWxpe63Vb7WVA3in/FLP8jVOs4TMtlGvdE6KFKsQr70BduMJREg6rMrVnbKLK7ipuNoaT4VVZ2wG095VInmovf8Q7EKbLG3DjLl2i7qhnNRRVFUwo26NI4mtze4AHISQJSvK1Ok3E8wOgJ+gWVf3YJAgOjSdlXdXjiACJEaKpKVsaDgCGvYZY5H2r8CxrW4xAdNtlqUHyndlNDTdE5bFDplEmEToXtTeGRh3P2VtNoGXLJB2hLnl3+QjKdQYiTpCMrqHw47yFW9T4gOciOchF+Ud2kdxC57jF/5TcQ1MBvrqfZc9V41Udq4+5T450n5eXllP5Hc3Dqbfmc0eo/ZZtzxOkPlGI+wXJfxROpJWjZW5ObtFq5Gl/Oy0guIAGYAyW1feOHXeFjswMLc+XNcBxOvjqGPlGQ9Ffwlk1Gj37BAdc5yiogpY0BpuDUBVqfFCuBlJgG6idGFc+NleynIU/ME6KPmZp7CzBkmDQFF1RVSUBa+sqA7EYKZTZlmizo8bqrKTpyO2Sz+IXEHCNUSH/FyQNRgNQkrLWq6pluAm2DzJ67ok2LiBMCBCar5jpE4G7Qc/dSwv0xfUJjUVGyc3TZFWFxnB1ULdlRp+aRyOactio0xEo2WtXppvKBuK+25y9ETWfAWXUfDidsinE5UbZtj1VtVo3GQzJ0A6pWNqyq2XVnUodIwhpJ7zsjbnhdCoIfXqEdMDZ7wE/G0v+kxcJxm+86pl8rcm9eZQbKa7ar4WtRm2rU7fB+FSLKhSza0uOxcZ+mi09MLd3bI4dw3Rzh2Cv4tdim3C35j9AiLriDaYkmXHRvJc2+oXuLnbpDRU2ytrw5R+Z57D91mFuQa3V2QHddnYcObTptbOYGffdK06g0SnwBEG3Crwp7ScOzyVlQKAInJV13EZqTTDU4UKb8pUK1Q7I2F5KgYJUWvyUGsIMpklWpclUA4IueisY2dUeQZFRxn6K6lhnOJKuvbc4TA0z9tVhVrkz01EbKMu23Hk2ri0xDVB29CHQ49inp3pDc/TqqHvk+vPNTI23G0KYQ12AI6ZoJl2W5GVTWuy7fTZExouUHPqYswVnXMg575q6i/LkeiyOKXuEwDJEgdFpjGWVbd7w2oLdtxSIq0tKmDWi/lUbsP/tp2WG3iBCn4a8SvtHEj4muBD2EAte0iC1wOozVvErdgLXsbDKjcTQf0ndvp+6nG5zfkmzG+kBxU9Sq33j3aZJNpdApCkefoAn5X9F4wI+lucyVIW8ROZOjdytqy4S9+gDBzObvQLXt+HMo6CXbuObj+FO6LZGVwmxwHG/59h/b/AMrXa+VQ4glFUSFpekCaAlWeQFUamFR/jFlbfow4bhzUmnHkqKjseiss6BbqVdIFxFxZACJ4bVxDNRuLbE6SrbS2LE/oDcI5KQAQlaoUhdBo+IgH9lHjU6FEhRqVg3UwpNLcMuMGJa3LF0xcu2vZY9esC8NI+ac9wVlyZeHTXj4bn3tPivET8rC0jcgifRc2bkE4Zn/OaI4qXUjESDoVgsO6vim+15SYfjG9TeDAnSSiGE5dc1i2dYnLKfutEuqPjKO0LSwSiKmuc9ZVThEciJ9lKnYVHa5dTmSrBw3+4k95+yWxVdAGoYE4dzz7LH49TirlpAHsF0dMhoU+HUKf8VSqVRLMOL5cQxYi0EjkIVSpvpxvlk6LsbDhZFu1tXMudiZ8xgaGNhrsui8W2lrdOpuD3TTIa7DThr2SJbORkQY7rT43d0qjKAoghlNpABAEExOQ7LPPmnlMZ3sTG6uX6YlPhVJo+QHvJVrbdg0AHYAJjXaJlwEazsrKb2n9QPYhVrKsuzUwBomqCU5uWAxH3RFMsdtHY/lPxpaoIUByVgaERVoxpmPqoAKbbPY7UubKXljkrg0pYVPlP2TGqGDkpG5hEjhxOpVbOGGcyr8sVi7QhwlWNqtJhQbQIEBZ4tC1xcSp3L9gTxq6bQpF5EnRo5uP+SuT4Zie51aoZayHGd3fob/wi/FNQ1HUmNz1gcy4gD7J3WulFnyU/nd/dUPzEc+Q6BaTWM3Tkt6ifDA6rWDnOgA4nOMwBy7rSvqAPyGcJlroImOiVrSDWw3T7rd4LQZUaabtZkEag8wuDn5vK7/Tu4sPCOdvrcVqXWMujguKLC2QdQSD3XpN/wAPdQqFjoIcMTSJg7LkPFFlhPmDQ5O77H1V/G5O/H6qPkYbm4x7F8VAu6sWjCvPqZggruOFV5YF18jHjHVdFl3dZG3FXJZRt3VTAyG5WePXdXe/QKtWLiGtzJ0C6CwtSxoxGSPpvA901pZspjIZ7uOqF4hxOMma7nYdlz8vLc/xxa4cfj3kMu73DAaAXTpO3VabrOpXquI/pWoAaHyJcQfiFMTrzO3VcnQpl2eeep3K6+rxupTwsY44GtDS0nG12WeR9UY5TjvrdLLG5/xZccVoUW+UwAAazm53VxOpXDcScDVLqWQOcDIT2WxxLhorS6jk/U0v0nng5dtOyjwPg0mXyCMi0iCD1nMFduGcynTkywuN7CcOuLgw0MdU20/OS6GlWLD/AFGOZoJMQSV0VlZNpiQFn8VvKYBD4g5bK0qfNncIX+N+KJzie8ari+J3pbLWuPwn4XAmXCdzP+QqrjiriKT5+JsyecGM0ssZlNUPQf4kQgX3ZnX6hYV5xZ4LDTwhpYXOxCdDmBnr+VhG1c/4jEuJJz5rKcMhad3fXxa7LRUN4iSrr2mCEJTb0VTGaNo292SFlXl0Seik+4w5BUNYajg0ZucQAOpRMZLsLuGWYLzWqThptwt6vdOnYT7hOYGQEDkjL0hobTYZawa/3OPzO/HQBAErj5eS5X+O3iw8Z/RNErU4LUirrErJolE06uFwdyXNY2dh4osPNtxUb89I4h1G7Vw9zTFVhB0cCCN//and8erEmHuAjDAOUa6Kq2rSJ2OTuh5pYYZYw724a4tzTe5h1afcbFbvArjKFLxRZZCoNRk7/Tz9P3Q3hyiXOJ/SPqV6c5Jlh5OPwsz1HRNp4tdFaXBoyVVWrCArPL8guPK3O/x1STE1/fTkPYKi1syc3eg/KLt7MDPdFtZCPKYzUGtoMpwncpEqslRsCOH27nvAZrz5L0Oz4dha03RGI5MePm0ya4bhDeDuEijT86rkXZwdhsFk+KuOmo/C3LCdeyynLl56x+iyks1QHifxD5ZLG/MCR2I5hcHxC/d8zyXE6AlaPH3/ANTG7dok9svtC5W4rFzifboF7OGXljK4Mpq6PWrFxkouyIxMkYonLnnyQLAr3GMJ/wA1VJdJxulNDEBBBHs7I/t7LEZVy0B9Suhp/wBS3eObCR6Zj7LlKtTMwgR6mKMiEFc2rm5wjK9UtV3mF7c1zTOq1uOavGk6DNF8MsjTBqP1gtaO4zPtl/8ApbNO0ETkAMyTsEBxG4DoDflAy9d/sjl5Px6VxY7yAVXSVUVJ6iuJ3LKRV9XRD0kTspDKrhSsKkEjYqVw1DUzDlr9HsfcgOY5pzge4WZQrtogU8+p6nUlX3NUHL9RjIZZAyT12yQNDDUqEn9MADSY3K0ww/Hv0yyz769tJzsRjkiqVFV0KQGZVrrgDRYX+NVsQq3FVeaSliS0W0iVseFuGCtVlw+BkF3U7NWNSYXEACSTAC7ugW21DCNhLjzcVHJdTU9hLxPxbAzCzJcSMzJ3V15cmq8k+iD4heCjTLz6Dmdgjjw11PZX9uf8VXUvDB+kZ9zssEBSqVC5xccyTJ9UgvYwx8cZHBnd21Jquuh8n+kH3KpCuuM8EawArQ7OwAgDSRBH3Vn/AE1Y71/9zfwnZTwtA5RJ0XG1/md/qd91NVHp/FrkOdEZAomy4jTaACPosYA75lYPiLiBYWt0n4j2B0WEx300vTX8Scd8x2CnkwHMj9R/CgdB2XM0a+I/ZdFRdLGnoo+TNYxfB7qtyincohcjqXU0QxDMRFMqaA1dqFNLNaFZqGeNSqlAQ2Ye6ZIIyyjcZqZ4bHymETRZA9z7q0FXeTKek+MoZtudyrPLhWEqJzUbNWUoU8KlSaCQDpInsmTd8N2+EGodf0zsNyq+NcS8w4RoPqo8SvGwG0iQ0bLNDVlrd3VGe8MaXOyAEkrieLcRdXfJyaPlbyHM9V0XiZ58qBzErjwu/wCNhNeTl58+/FIJ0yUrrc55WxbWpqPogCQHCSP7RmSemSB4bYeaT8TWNbBc53LkBuclsXXF202eVb6fqedTCYafFL4F7WMObnBvaSBJV15/8cX7Hua2j5gBye17MLhzAJBC5rgjcVxSBzmrTn/uEr6S/m85hjY2+M/+K5efLllnhNtMNfbzA1Gg5kCecBcl45q03mmabg7Dia4jTOCB9ChvFnEi+sW5gADI5ZnMx0WHWq/C1vcn1W2OGu03PaplUg5FdvwqrioMPMfuuFK7Lw66bdvQuH+4rL5P+GnB/oU9RCd6iuF2LWK5hVDFc1TQm8IStp3P2RZQzxmE8fYSA/HsnCcBJAMQmhTThspEqwqbWqwUzyThid2c0iAppklJs7jVLEwjp9QuKXeXgyXEXLIe7lJXd8W9acnPO9qgnDU6ddbnIKbFAKQKA1OA0sVdomNSCNiBkvQ6HH67GhpY1xGWKSJ6rhvClEmtiAya0z65LtRSQHnviV81Qd8In3KynFXX9fG7FOwy5dOyHBQDrqfC1T+i4cnn6gFcst3wpU+J7eYDh6GD9wseebwrThv5t0lQlTqBVSuB3LmlXMKGpuVzCpsC+VR+r0/ZWSqxr6fhECxMnShIEpAqEJ5QFoeeaWM81VKUo8sv2NROUzioFyg96WjB8SuMLSuRqukk8ytnjtbZYi9D4+Optx82XeiSSTrpYECnUUpQHQeF+MCg4tcPhcQSfyu2beUyJnXsvKwUQ28eBAcfdABJkkkA8o3g1fBWYdicJ7Oy/CSSWU3LDx6rr6yFcUkl5kegTHImm5JJKmtBTMOn+bJklITBTykkkClNKSSAaUxSSQDEoa4qJJKsfZVzPFKuJ3ZBSkkvTwmsY4M/9ECnCdJWkycJJIBwFKEySA//2Q==A defraudar

Desde luego si hay algo que nos caracteriza a los españoles es nuestra fama de picardiosos defraudadores  y  en otras incidencias parecidas que son el hazme reír del resto de europeos y que implican una desconfianza ganada a pulso.

Que defraudamos casi todos está probado, unos un euro otros miles y algunos millones.

Hablo de defraudar pero no solo a nuestra hacienda pública sino más bien a cualquier administración que se nos ponga delante. ….pruebas tenemos cientos de miles y todos los días podemos leer y nos informan de varias formas de ellas.

Desde mi punto de vista deberían ser nuestros gestores políticos, esos que elegimos cada 4 años más o menos, los que deberían dar un ejemplo impoluto de sus actos, decisiones y forma de vivir.

Lógicamente , y viendo lo que hacen ellos, se nos quitan las ganas de “cumplir fielmente” con las normas existentes, normal, o mejor dicho normalísimo y cabreante.

Quiero poner un ejemplo de uno de esos salva patrias que últimamente pululan libremente por el Congreso de los Diputados, un energúmeno de mucho cuidado que iría camino de “linchar económicamente” a quién no sea como él (Dios mío, no…por favor) y que se ha erigido como defensor de no sé qué ideología progresista ambientada en el mayor despotismo del que se puede ser capaz.

Me refiero al insigne Sr. Echenique, secretario de Organización de los populistas trasnochados, que ha sido pillado “con las manos en la masa” como suele decirse.

Me refiero a ese señor que durante más de un año ha estado pagando en dinero negro , dinero B o llámenlo como quieran a un asistente POR NO HABERLO DADO DE ALTA LEGALMENTE, es decir, sin contrato laboral, es decir, sin cotizar como empresario, es decir ,sin seguridad social  normalizada.

Y va este elemento tan populista y no se le ocurre otra cosa que echarle la culpa al “no contratado legalmente” porque éste lo pasaba muy mal económicamente.

Injustificado en cualquiera de sus formas porque esa persona estaba cotizando en el RETA (Autónomos) y se dio de baja.

Puedo entender que fuera a eso a lo que el “peligroso” político ese se refería  ya que la baja en el RETA pudo producirse porque le pagaba tan poco que no le llagaba para cotizar. De acuerdo, vale, lo entiendo.

Pero sería Echenique el que debía haberlo contratado, con sus papeles en regla, cotizando a la seguridad social y debidamente  legalizado y si él no era la persona obligada para ello debería haber comprobado que su asistente estuviera cotizando como todo hijo de madre.

Imagínense una inspección en su empresa y que les pillen en un renuncio parecido.

La fama nos precede y los mentirosos salva patrias también. Realmente dan asco.

Leo en las redes a los defensores de este señor diciendo que no se puede comparar ESTE FRAUDE CON CUALQUIER OTRO.

¿En qué quedamos entonces? ¿Unos se libran…pobrecitos? ¿Y otros no…más pobrecitos?

¿No será que este individuo se estaba ahorrando los costes de la seguridad social..así de sencillo?

Comparemos: ¿Debemos vigilar que el fontanero nos dé una factura oficial? ¿Nos debemos negar a pagar el IVA el resto de los mortales? ¿O unos deben pagar y otro no?

Vergonzoso.

El señor Echenique critica nuestro sistema, insulta a los defraudadores, quiere cambiar algunas leyes para… ¿defraudar él como lo ha hecho ya?

Y de la misma forma ¿acaso este defraudador está criticando la economía sumergida de la que viven millones cuando él mismo la ha practicado?

Este defraudador comentó en un mitin en mayo (el 13) de este año “que era una vergüenza que tengamos cuidadoras sin pagarles la seguridad social”.

Pues QUE SE VAYA  porque lo hemos pillado metiendo la mano en el saco haciendo un agujero por el que se escapa el dinero de los españoles y , por favor, que alguien le impida salvar a España del sistema que lo ha pillado “in fraganti”.

Defraudar, nuestra fama.

Posteado por Valle

valle

Sobre las tarjetas black y la agencia tributaria

tarjetas-blackTarjetas Black

Hace unos días empezó el juicio sobre el asunto de las tarjetas Black y se nota  que la ignorancia nos acecha en todo momento. Se  oyen demasiadas tonterías en la calle y se leen demasiadas idioteces en las redes sociales y medios de comunicación en general. Le prometo que no voy de listo y si no lo sabe, quiero que usted se entere.

¿Qué es una tarjeta Black?

En principio se puede definir claramente como una tarjeta de crédito o débito, que ha sido entregada  para su utilización de personas o entidades autorizadas por cuenta de una empresa y sin necesidad de justificar su gasto  y/o utilización ante la misma, y punto.

Este tipo de tarjetas, como todas, pueden tener límites diferentes y ese límite se puede consumir hasta agotarlo sin dar más explicaciones como todas, y punto.

Con las tarjetas Black se puede disponer de dinero en efectivo y/o hacer compras, como con CASI todas,  dependiendo tan solo del límite que tenga cada tarjeta y  punto.

Atención: el poseedor de una tarjeta  Black también tiene otro tipo de remuneración, retribución o como quieran llamarlo, eso seguro. Se suele llamar sueldo y además un buen sueldo acorde con sus funciones y responsabilidades dentro de su organización.

Pero, ahí empieza ese “pequeño lío” ya que no habría jamás problema alguno si se define claramente. ¿Qué tipo de gasto es ese? Y ese gasto, ¿es representación o retribución como complemento al salario?

Si al saldo utilizado de la tarjeta Black se le otorga el nombre de representación (invitación a un cliente por ejemplo), llevará un tratamiento fiscal distinto que si se le otorga el nombre de  remuneración o complemento al salario (cenar con la familia por ejemplo).

Aclaremos:

Un gasto de representación debe estar justificado por la persona que realiza el mismo y esa justificación debe realizarse clara y detalladamente para que le empresa pueda deducirlo, así mismo, como gasto en sus impuestos y  punto. Pero eso no se ha realizado así.

En una remuneración complementaria al sueldo, no es necesario que la persona justifique el gasto y por tanto, podrá hacer lo que le dé la real gana. Pero la entidad DEBE obligatoriamente contabilizarlo como ingreso  de esa persona y por ello certificarlo para entregarlo a la misma (al empleado)  y por ello, el empleado tributará normalmente  como es lógico al igual que como nos pasa a todos, pero eso no se ha realizado así.

Entonces ¿qué narices es esto del gasto realizado con una tarjeta Black si no es ni una cosa ni la otra?

Sencillo de explicar: es un ingreso, complemento, pago o remuneración  del salario EN DINERO NEGRO y punto. Y no tendría que haber pasado nada más y por tanto Hacienda debería enviar una simple paralela, añadir su correspondiente sanción y se acabó. De la misma forma, abrir un acta a la empresa y “cascarle” la sanción correspondiente.

Vendría a cuento preguntarle a Hacienda si era conocedor de estos hechos y desde cuándo, y lo que voy a decir  ahora es la única verdad…..y punto: el problema, el único problema, es el “cabreo” que los españoles sufrimos por la cantidad de dinero que estas personas tenían para gastar con sus límites, solo eso, nada más.

Todos esos miles, cientos de miles y millones de euros que nosotros no tendremos jamás ni como gasto de representación ni como incremento de nuestro salario. No le den vueltas al asunto porque eso es lo que nos pasa realmente, bueno….eso y vender periódicos.

Es la envidia, el odio, el paro de millones de personas, la falta de ciertas cosas que hemos perdido, la pobreza; ese es el único problema cuando nos cuentan que algunos se lo gastaban de lo lindo.

Permítanme que les dé un consejo: hagan los deberes y ocúpense de Vds. mismos ya que nadie, salvo cada unos de nosotros, somos responsables de lo que nos pase. Nadie va a venir a regalarnos nada y menos una  tarjeta Black y punto.

¡¡Como casi  siempre, claro!!

Posteado por Valle

valle

Despropósitos de la Hacienda Pública

hacienda públicaHacienda Pública

A veces llego a pensar que, o bien los españoles somos tontos o bien estamos profundamente aquejados de pasotismo y prefiero pensar lo segundo porque al menos, eso se podrá curar antes o después, digo yo.

¿A qué viene esta afirmación? pensarán ustedes, e inmediatamente se me ponen las orejas coloradas porque alguno dirá, y con razón, que el tonto y el enfermo soy yo. Pues no, no señores, en este país o somos tontos o estamos aquejados de pasotismo.

Debo contarles que  este país, España, es el único en el mundo junto con Kazajastán  ( Kazajistán para entendernos) en el que los inspectores tributarios, es decir, los inspectores de nuestra Hacienda Pública cobran y pueden conseguir premios dinerarios y mayores emolumentos a los de su nómina e ingresos adicionales por productividad, dependiendo de las cuantías dinerarias que puedan conseguir en las inspecciones que realizan y por  el número de actas que puedan realizar.

¿Habrá mayor “medida disuasoria” -MOTIVADA – que esa impuesta al españolito de a pié? ¿No consideran ustedes que eso es una barbaridad y una barrabasada? Por favor que no se me enfade ningún inspector de Hacienda pero me parece que permitir eso, sufrir eso en nuestras carnes y no protestar negando la inspección es de tontos o enfermos. No olvidemos que el pasotismo puede ser una enfermedad incurable.

Pero vamos a ver, señores gobernantes: cómo narices se puede motivar dinerariamente a personas cuya única dedicación es “recuperar “ el dinero que los españoles han dejado de ingresar en las arcas del Estado por una causa u otra ¿Cuántos errores se pueden cometer sin querer? ¿Cuántas actas se pueden realizar sin necesidad de que se realicen? ¿Cuántas empresas CON PROBLEMAS se pueden inspeccionar y acabar definitivamente con ellas cobrando un PLUS por ello?

Verdaderamente, y desde que me he enterado  por un insigne asesor fiscal sobre esta cuestión, me siento indignado.

Y en principio no me lo creí…..pero….es cierto, lo he leído en su libro, lo he comentado con otros asesores y con alguno de Hacienda….y es cierto. Es decir, igual que algunos cuerpos de seguridad que también tienen ingresos por productividad y ella viene dada por el número de  denuncias practicadas.

Tengamos claro que no debemos defraudar a Hacienda y que deben realizarse las investigaciones que sean para combatir eso, también tengamos claro que las normas deben cumplirse, perfecto. Pero de ahí a tener ingresos extraordinarios por ello va un largo camino que no debería existir.

Por los posible errores que puedan cometerse, por el miedo que generan y porque aceptar eso nos convierte en indolentes o en aquejados de pasotismo. Elijan ustedes.

Por Valle

valle

En busca del reino del olvido

el reino del olvidoEl reino del olvido

Te miraba extrañado mientras las palabras que me decías golpeaban en mi cerebro que, ingenuo  él, no esperaba de ti. Acomodado estaba  a escuchar tan solo expresiones tiernas con las que solías expresar tus sentimientos hacia mí desde siempre ¿recuerdas?, desde aquél primer beso furtivo, antesala de un sinfín de besos furtivos,  de un sinfín de te quieros  furtivos.

¡Ya no te quiero!, dijiste, pero sonreí en mis adentros al pensar que era uno de tus juegos, ese que acabaría con un “ahora, te quiero más que antes”. Pero mi sonrisa se convirtió en llanto cuando comprendí que la segunda parte  nunca llegaría, que no era un juego donde ganaría  amor, sino que lo perdería.

Ahora ¿recuerdas? continúa la amistad una vez muerto el amor, dijiste. Craso error: ambos deberíamos haber sabido que el desamor no conlleva amistad sino rencor, antesala del olvido, antesala del perdón.

Perdono tu desamor surgido quizás de mil motivos que mi amor confundido a veces te envió, pero no olvido, que si de veras me hubieses querido, a mis te quieros de despedida no hubiesen sido con un “hasta luego” correspondidos. Perdono tus razones, incompresibles para las mías, pero sin embargo no puedo olvidar tu forma de “envío”, como un paquete mal envuelto y sin atar.

Sin embargo, ahora que en el juego estamos, no tu sola sino ambos entregados al juego del olvido, me dicen que estás triste por todo lo acontecido. ¡No lo estés! Ambos vivimos en un mundo donde estamos buscando el reino del olvido. Quién sabe si antes de llegar nos encontramos y acordamos regresar  al reino del amor, del que no deberíamos de haber salido.

La experiencia, residuos de vivir

la experienciaLa experiencia

Llega un punto en la vida que dejas de sorprenderte por ciertas actitudes y asumes que la diversidad de pensamientos y actuaciones ante hechos similares, no son sino parte de la naturaleza humana y de las individualidades de cada persona.

Piensas que, con los años, las experiencias son sinónimo de conocimientos y que no cometerás errores que en otros tiempos pudiste cometer. Pero no es cierto; las experiencias tan solo son los residuos que los años te originan, residuos de vivir.

Puede que la experiencia al dictarte la forma de  acometer distintos retos planteados desde distintas perspectivas, sea lo que te lleva a cometer errores nuevos e impensables en distintos tramos de edad y conocimientos.

Por ello, pensar en  convertir la  vida  en un plano sin sobresaltos, en un remanso de paz y  vivir manejando la vida  desde tu asiento y con las riendas templadas, eso, amigo mío, es de ilusos. Si te decías a ti mismo que te merecías un poco de reposo porque de tragos amargos habías agotado el cupo, alguien llegará y te dará “barril, galón, cuarto y pinta”.

Escribía el dramaturgo español Pedro Calderón de la Barca, allá por el siglo XVII:

¿Qué es la vida? Un frenesí. ¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra, una ficción; y el mayor bien es pequeño; que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son.

Y el deseo de soñar tranquilidad se tornará duermevela dándote cuenta que la felicidad cual la soñamos, se encuentra siempre en conflicto con esa felicidad efímera y vacía, con una felicidad de alas de cera tan bellas como inútiles y que solo aletean sin poder volar.

Por qué luchar, te dices, si no sabes cómo ni contra quien hacerlo. Entonces, la experiencia prevalece y la dejas opinar incluso por delante del instinto dejándote seducir. Ahí es cuando te das cuenta de que todo lo que habías oído contar sobre las bondades de la experiencia, producto de lección aprendida, no son sino valores tóxicos, residuos de vivir.

Por eso no importan las vivencias, las experiencias, ni la actitud hacia la vida, porque siempre surgirá alguien o algo que te sacará de ese plano horizontal sin sobresaltos, de ese remanso de paz, con la excusa de que la vida “sin sacudidas “es aburrida.

Pues yo, cansado de perseguir la felicidad soñada, cansado de entregas inútiles, cansado de tantas sacudidas, he tenido que  poner el cartel de “cerrado por derribo”