Despropósitos de la Hacienda Pública

hacienda públicaHacienda Pública

A veces llego a pensar que, o bien los españoles somos tontos o bien estamos profundamente aquejados de pasotismo y prefiero pensar lo segundo porque al menos, eso se podrá curar antes o después, digo yo.

¿A qué viene esta afirmación? pensarán ustedes, e inmediatamente se me ponen las orejas coloradas porque alguno dirá, y con razón, que el tonto y el enfermo soy yo. Pues no, no señores, en este país o somos tontos o estamos aquejados de pasotismo.

Debo contarles que  este país, España, es el único en el mundo junto con Kazajastán  ( Kazajistán para entendernos) en el que los inspectores tributarios, es decir, los inspectores de nuestra Hacienda Pública cobran y pueden conseguir premios dinerarios y mayores emolumentos a los de su nómina e ingresos adicionales por productividad, dependiendo de las cuantías dinerarias que puedan conseguir en las inspecciones que realizan y por  el número de actas que puedan realizar.

¿Habrá mayor “medida disuasoria” -MOTIVADA – que esa impuesta al españolito de a pié? ¿No consideran ustedes que eso es una barbaridad y una barrabasada? Por favor que no se me enfade ningún inspector de Hacienda pero me parece que permitir eso, sufrir eso en nuestras carnes y no protestar negando la inspección es de tontos o enfermos. No olvidemos que el pasotismo puede ser una enfermedad incurable.

Pero vamos a ver, señores gobernantes: cómo narices se puede motivar dinerariamente a personas cuya única dedicación es “recuperar “ el dinero que los españoles han dejado de ingresar en las arcas del Estado por una causa u otra ¿Cuántos errores se pueden cometer sin querer? ¿Cuántas actas se pueden realizar sin necesidad de que se realicen? ¿Cuántas empresas CON PROBLEMAS se pueden inspeccionar y acabar definitivamente con ellas cobrando un PLUS por ello?

Verdaderamente, y desde que me he enterado  por un insigne asesor fiscal sobre esta cuestión, me siento indignado.

Y en principio no me lo creí…..pero….es cierto, lo he leído en su libro, lo he comentado con otros asesores y con alguno de Hacienda….y es cierto. Es decir, igual que algunos cuerpos de seguridad que también tienen ingresos por productividad y ella viene dada por el número de  denuncias practicadas.

Tengamos claro que no debemos defraudar a Hacienda y que deben realizarse las investigaciones que sean para combatir eso, también tengamos claro que las normas deben cumplirse, perfecto. Pero de ahí a tener ingresos extraordinarios por ello va un largo camino que no debería existir.

Por los posible errores que puedan cometerse, por el miedo que generan y porque aceptar eso nos convierte en indolentes o en aquejados de pasotismo. Elijan ustedes.

Por Valle

valle

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *