El grano Nacional

El grano NacionalGrano nacional

Hace muchos años, no sé donde ni “de qué manera “leí el relato de un hombre, al cual le salió un pequeño grano que fue creciendo, creciendo, de tal manera, que no había forma de frenarlo; hasta que el pobre hombre no fue más que un grano “en sí mismo”, y finalmente explotó.

Salvando las distancias escatológicas, este relato me vino a la mente cuando he echado un vistazo a la prensa de hoy. Porque de manera casi imperceptible, pero inexorable, España se está convirtiendoen un “grano” con riesgo de explosión. Ya no valen cremitas ni paños calientes para parar la infección que se está apoderando  del Estado de Derecho .Desde que el sistema democrático elegido ha dado la posibilidad de abusar del sistema, algunos lo hacen “por sistema”, acto agravado si cabe, por quienes tienen la posibilidad de frenar este asalto cada vez más virulento a la libertad y los derechos de los españoles, y no  lo hacen; están coartados por una capacidad de diálogo mal entendido que raya en la cobardía.

Los enemigos de la Nación no están fuera de las fronteras españolas, sino en su interior. Para qué demonios quiere un país como el nuestro un ejército que  defienda y cuide las fronteras, cuando el sentido del mismo está perdido. Los enemigos de la Patria están dentro de nuestras fronteras y desde que han olido el miedo de quienes tiene la capacidad política respaldada por La Constitución y el Derecho, actúan como los perros: huelen el miedo y se crecen. Han empezado gruñendo, ahora están ladrando, y no olvidemos que el próximo paso es morder. Que no se llamen  a engaño, porque esto va a más.

A ETA casi se la derrotó, y la incompetencia y la cobardía les dio oxígeno suficiente para comprender que cambiando las bombas por la política, conseguirían atacar trás de la línea del frente, o sea desde dentro, como el grano.

A los nacionalistas catalanes, lo admitan o no, los niños mimados de Franco, siempre se les ha intentado calmar- entonces- y ahora,  con el único bálsamo capaz de calmarles: el dinero. Pero como los chantajistas, cada vez piden más, y amenazan, amagan, pero cada vez se crecen más y más, como el grano.

De los chorizos nacionales, sindicatos que gozan de una impunidad vergonzosa desde hace décadas, desde que salieron de las cantinas y los bodegones donde se fraguaban “libertades”, se cantaban canciones con  letras valientes  y se preparaban para el asalto del Estado, ni hablar. Porque a pesar de cientos de pruebas de malversación, nadie les ha puesto coto. Más bien al contrario, vuelven a apelar entre “compañeros “, a consignas retrógradas  con aroma de alcanfor. Trabajan desde dentro, crecen y engordan, como el grano.

España tiene un grano interno, de esos que cuando crecen se ponen brillantes y rojos, de esos que duelen, así que, ya es hora de contrarrestar la infección con antibióticos. La fase de aplicarle una capa de cebolla caliente o cremas, ya ha pasado.  Como dicen los castizos, es hora de coger “el toro por los cuernos”, no vaya España a ser devorada desde el interior y explotar, como el grano.

Acerca de Angel

Intento sobrellevar un tiempo emocionante para sus protagonistas, cansino para el observador, de inacabable ir y venir, donde no se ha sabido acotar un terreno de encuentro ni arbitrar unas reglas del juego por todos respetadas, porque fuesen respetables.

Un comentario en “El grano Nacional

  1. Desde mi humilde punto de vista y dependiendo del “cutis” que podemos tener ,o más bien sufrir en España ,lo importante sería “presionar” el grano antes de que explote por su cuenta y riesgo, es decir, apretar un poco a base de “fuerza”.

    Sobran las CCAA (el cutis) , todas, ya que para lo único que han servido es para fomentar ese “grano” llamado separatismo. La justicia ( presionar) debe impartir eso mismo….justicia ( presión) para que el “grano” que crece en las victimas no siga criando más porquería.
    El grano más complicado de “presionar” es el de los sindicatos…esos oscuros objetos corruptos que realmente parecen granos encharcados de “purines”.
    Por eso “el grano”, “los granos” o como queramos denominarlo solo son infecciones que debemos atajar YA…. con fuerza, con la fuerza del pueblo,como siempre hemos hecho los españoles, con devoción,valentía y caridad para perdonar….pero con lafuerza de la humildad y la razón.

    Aunque debemos recordar que en algún momento de nuestra historia ( en varios) “los granos” se han estirpado…..con una aguja…..pero eso es otra historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *