El invento del dinero y el sistema capitalista

El invento del dinero y el sistema capitalista

El invento del dinero y el sistema capitalista

Actualmente existen movimientos  que rechazan el sistema capitalista, pero no podemos olvidar que, el sistema capitalista comenzó cuando se inventó el dinero. Existieron posteriormente otros sistemas económicos no capitalistas pero al no conseguir eliminar el dinero, ninguno estuvo realmente libre de la influencia capitalista.

Difícil resulta definir con exactitud el capitalismo, pero casi del todopunto imposible es hallar una definición general aplicable al concepto dinero. El profesor Horst Wagenfür escribió en su libro Der Goldene Kompas: << ¡es tan difícil decir en pocas palabras lo que es el dinero, pese  a que se trata de algo inventado por el hombre! Incluso los economistas reconocen que el dinero es la parte más incomprensible de la vida económica.

El dinero se considera como una de las grandes invenciones de la Humanidad. Los pueblos que no lo conocieron apenas pudieron salir del primitivismo del comercio del trueque. El rendimiento del trabajo no se puede concebir sin el dinero y cada familia tendría que preocuparse por si misma de conseguir todo aquello que necesita para su existencia.

No es casual que el hecho de que los países industrializados occidentales organizados dentro del sistema capitalista y de mercados hayan llevado las finanzas monetarias hasta una perfección y un bienestar jamás alcanzado anteriormente.

Pero resulta llamativo especialmente que aquellos individuos cuya existencia no sería posible sin la invención del dinero- porque en una sociedad que existiera el trueque y un mínimo existencial, propio de cazadores y campesinos, no podría permitirse el lujo de tener profesiones liberales como escritores, poetas, pintores o filósofos-, son los que menos se acomodan a la sociedad del dinero.

El invento del dinero

 Tres mil años antes de Cristo, los sumerios habían desarrollado un sistema de escritura y cálculo que utilizaron para transformar el trueque que estaba considerado un sistema no apropiado en muchas transacciones. Si una vaca valía cien sacos de grano y un cerdo veinte sacos, la cosa estaba clara para el campesino que quería cambiar una vaca por cerdos: una vaca valía cinco cerdos. Pero no todas las vacas son iguales y quizás una vaca delgada no valía cinco cerdos, pero su propietario no se conformaba con cuatro, ni se podía hacer entrega de cuatro cerdos y medio vivos.

Pero para hacer trueque, primero había que buscar quien estuviera interesado en cambiar animales por grano y quizás ese interesado se ubicara en la distancia para lo que había que llevar los animales hasta allí y después regresar fatigosamente con los sacos de grano… ¡Cuánto tiempo perdido!

Los sumerios basaron su sistema numérico en el 12 que ciertamente no se puede contar con los dedos de las manos pero es divisible  por dos, tres, cuatro y por seis. Así fue como aprendieron a valorar un objeto con ayuda de un número en vez de valorarlo con vacas o cerdos.

El próximo paso en el transcurso de pocos siglos fue disponer de un instrumento de cambio que no se estropeara, fácilmente transportable y que no fuese muy abundante, como el cobre, la plata y el oro. También descubrieron que más conveniente que enterrar en el jardín o en el suelo de su casa el dinero que no se necesitaba inmediatamente para la compra de alimentos, esclavos o animales, era prestárselo a alguien que no tenía bastante para comprar simientes o mercancías que después podía vender en tierras lejanas. Así comenzó el préstamo con intereses que quedaba documentado en una tabla de arcilla y se guardaba en el archivo vigilado por el sacerdote para que los intereses no superaran los límites autorizados.

El sistema capitalista

Cálculo, dinero, crédito e intereses, así como su regulación por leyes- fundamentos básicos de toda sociedad capitalista fueron inventados por los sumerios, aunque no son los únicos inventores del dinero. Antes o después en otros lugares del mundo se empezó a utilizar distintos productos como unidades  de cálculo.

El oro se hizo bastante más tarde cargo de esa función en Europa y en la cuenca del Mediterráneo. En otras culturas de África, los Mares del Sur, Sudamérica o el norte de Europa se usaron conchas, perlas, piedras pulidas, dátiles, sal o pescado seco como moneda de pago. En el Tíbet cumplió esa función cubos de té prensado y en otros lugares los corales.

Los pueblos que no pasaron de la fase de los dátiles o las conchas superaron la forma primitiva de intercambio mercancía por mercancía pero se estancaron en el desarrollo económico por milenios.

Sin embargo el arte de manejar dinero se perfeccionó en otros lugares como China, donde parece ser que ya era conocido el papel moneda en el siglo IX, descrito por Marco Polo el sistema empleado para su fabricación.

Ya en el año 1000, China poseía un sistema bancario y conocía el cheque de viaje. Así los comerciantes que tenían que transitar por lugares peligrosos depositaban una cantidad de dinero en un Banco contra factura del mismo. Al final de la jornada ese certificado de ese ingreso era pagado en otro banco. Sin embargo, los señores de China aumentaron tanto los billetes para cubrir sus gastos cada vez mayores, que también descubrieron la inflación. Los comerciantes volvieron a recurrir a las monedas de oro y plata, prohibiéndose finalmente en 1620 en toda China la emisión de papel moneda.

Por eso el invento del dinero y el sistema capitalista van parejos y son  tan difíciles de definir, pero nos sirve como instrumento de pago para todas las operaciones financieras y mercantiles. Una mercancía abstracta de la que nadie puede hacer uso directo, pero a cambio de la cual puede obtenerse todo lo que se desea comprar, o mejor dicho obtener todo lo que se ofrece en venta.

Acerca de Angel

Intento sobrellevar un tiempo emocionante para sus protagonistas, cansino para el observador, de inacabable ir y venir, donde no se ha sabido acotar un terreno de encuentro ni arbitrar unas reglas del juego por todos respetadas, porque fuesen respetables.

Un comentario en “El invento del dinero y el sistema capitalista

  1. Hablar de dinero y de capitalismo se convierte en algo básico y hasta nimio cuando la humanidad ha decidido que todo , absolutamente todo, circule a su alrededor como forma de vida.

    Forma de vida, ésta, que nos sume el largos e inútiles esfuerzos por conseguir más, por vivir con más cosas,por tener cosas caras que no nos sirven para nada y , al final, nos obligamos a vivir de una forma inadecuada para lo que nuestro cuerpo necesita en esta vida de la que hablo.

    He dicho para vivir y por lo tanto también para morir, porque lo único cierto es que por muchas cosas que juntemos, compremos,guardemos y atesoremos al final moriremos y todo eso no nos servirá para nada.

    Si hay algo después de la muerte ( yo creo que si) seguro que ese algo no llegará por muchas cosas que hayamos atesorado a no ser que, por un casual ,lo exigido en vida sea la buena fe, el buen saber,estar, dedicar a los demás.

    Miles de libros nos enseñan hoy en día a ganar y perder dinero, a vivir con y sin él, pero creo que al final solamente nuestra verdadera vocación debería ser vivir con lo que tenemos para ello y no con la búsqueda de más dinero que no nos hará ser mejor( en nada) que los demás.

    Me atraería ser como Elf Pavlik, que hace unos años dejó su brillante futuro como informático a un lado y se marchó solamente con un saco de dormir y así sigue el chaval ,durmiendo y viviendo en su propia libertad.

    Pero no puedo olvidar que ese chico no tenía responsabilidades y tampoco las creó aunque tuviera la vida solucionada gracias a su ciencia y dinero.

    El dinero se inventó para vivir, para crear, para dar y lo hemos convertido en algo que corrompe.

    Que cosas….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *