Los deberes ¿responsabilidad u obligación?

deberes en la escuelaLos deberes y la educación

Acostumbrados como estamos a protestar por todo y ante todo, no es de extrañar que ahora esté comenzando la moda de protestar, o más bien hacer huelga, porque los niños llevan deberes para casa y dicen que muchos.

Particularmente quiero recordar que, aún siendo mal estudiante, los deberes jamás me impedían tener tiempo libre para realizar otras actividades.

Siempre tuve tiempo para mí.

Hace años se hacían los mismos deberes que ahora o más y solo representaba la necesidad de asumir varias responsabilidades que, a la larga, nos llevaba a tener normas de comportamiento, obligaciones que asumíamos de manera natural.

Tenemos datos, año tras año, que sitúan a nuestros jóvenes a la cola de Europa en materia didáctica en cuanto a cultura se refiere ¿No será que nuestra norma educativa no es buena, está obsoleta, es demasiado permisiva o será que ya no vale?

¿No será que cada cierto tiempo cambiamos esa  norma y tenemos tal lío educativo que no sabemos salir de él? Demasiada permisividad puede generar “abandono de responsabilidad”.

No soy experto en la materia pero si ustedes se dan una vuelta por algunas webs especializadas en obtención de datos educativos, fáciles de encontrar no se preocupen, se darán cuenta y constatarán que por muchos deberes que manden hacer a nuestros hijos el resultado será el mismo….QUE SEGUIMOS SIENDO COLA DE EUROPA en  materia educativa.

Además los medios de comunicación oficiales nos lo dicen a todas horas.

Yo soy partidario de que se ejercite, muy a fondo, la comprensión, es decir, que nuestros niños y jóvenes entiendan lo que se lee, se escribe, se razone y se opine. Ese sería un objetivo verdadero y absolutamente prioritario.

Los deberes, vale, sí, de acuerdo, son necesarios por si mismos en la cantidad que se determine, pero la inversión debe ser más dinámica, clara y explicativa para que se enseñe a entender y comprender las cosas.

¿Huelgas de deberes para qué?

Ahora se pondrán de moda y no servirán para nada salvo para que los jóvenes sigan pareciendo “zombies” ante  la pantalla del móvil cuando llega el recreo y delante del televisor cuando están en casa.

¿Exagero? Saben ustedes que si pero no me falta razón.

¿Por qué no pensamos un poco más en los profesores (los educadores de cada materia) e intentamos que su opinión sea tenida en cuenta más a menudo.

AH!! Ya sé, el problema es de los padres que están cansados de responder a las preguntas de los hijos.

La educación y la norma empiezan en casa y no creo que una hipotética huelga de hijos incumpliendo esa norma nos viniera bien.

Aplique usted el criterio que crea conveniente pero deberes siempre los ha habido, móviles NO.

Posteado por Valle

valle

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *