No me fío de los que ahora “ven la luz”

ver la luzLa exclusión social causada por las deudas

Me propongo criticar un comportamiento determinado pero no el de la persona de la que hablaré al final de mi escrito ya que esa persona, por fin ,“vio la luz” profesionalmente hablando y abandonó una profesión a la que dedicó 17 años de su vida iniciando un nuevo  camino de “ayuda a los demás”, o por lo menos eso es lo que he leído.

Quiero criticar el comportamiento de esos profesionales de banca que, en aras a llenar los bolsillos del accionista, se dedicaron a realizar operaciones de refinanciación de deudas , de reunificación de las mismas, y de estudios varios únicamente focalizados a intentar que la entidad no se viera “dañada” por un préstamo fallido.

Critico a esos señores que, muy profesionales ellos, realizaron un trabajo muy serio y perfecto centrado en “alargar los pagos de difícil cobro” , reafirmar la confianza depositada en una empresa determinada (un cliente….cualquiera que fuera) para re-constituir nuevos préstamos que , si ya eran de dudoso cobro, al final resultaron fallidos y tanto la empresa como los empresarios y trabajadores de la misma se vieron inmersos en un desastre al que se llamó “quiebra total”.

Critico a esos “salvavidas de mentira” que jugaron con la loable confianza del incauto para finiquitar  el resultado de la misma con el pretexto manipulado de que “era viable volver a prestarles dinero”.

Menuda mentira.

Una vez transcurrido el más duro tiempo de la crisis y con alguna enfermedad por el medio, dicen que ocasionada por la presión laboral a la que estos señores estaban sometidos, nos encontramos con algunas de esas personas que “vieron la luz” , les dio pena , al final comprendieron ,etcétera y un sinfín de frases maravillosas más para constatar que la gente SUFRIÓ en sus carnes el trabajo que ellos habían realizado poco tiempo atrás……..ese del que he hablado.

¿Qué hacen ahora algunas de esas personas?

Pues crearon Fundaciones de Ayuda a la Pymes, trabajan en sus propias empresas o en otras dedicadas a analizar las deudas de otras empresas distintas  y las de sus propietarios.

Es decir, hacen lo mismo que antes pero dicen que se han dado cuenta del error que cometían cuando trabajaban para otras entidades (recuerden el sufrimiento ocasionado del que he hablado antes.

Leches, ¿Pero no es la misma profesión?

Por lo tanto siguen igual…..”venden humo  muy caro y peligroso ”pero desde una perspectiva de AYUDAR A LOS DEMÁS ,dicen ellos.

Menuda mentira, solo  los intereses  que deberán pagar las empresas con deudas (usura a lo grande) obligará a trabajar gratis unos cuantos años más.

El día 8 de diciembre leí en el diario La Nueva España (Asturias) una entrevista a una de estas personas, Raphael Nagel,  que trabajó durante 17 años en el grupo Deutsche Bank dedicado a refinanciaciones de deudas  ( entre otras cosas) y fondos de inversión prioritariamente.

Un directivo del Grupo.

Sufrió un infarto (he leído que causado por la presión laboral )y fue cuando se dio cuenta del “daño y sufrimiento” que las empresas han vivido y siguen viviendo (las que aún subsisten a duras penas).

Este señor dice que nunca observó prácticas irregulares

Sigue dedicado a lo mismo….pero ahora es él el que toma las decisiones …AH!!! Y creó una Fundación de ayuda a Pymes.

Es posible que esté equivocado…pero eso de “ver la luz”  (después de sufrir un infarto) y darse cuenta de los errores cometidos cuando trabajaba en la gran Banca y ahora dedicarse casi a lo mismo diciendo que lo hace por el bien de los demás huele que apesta.

¿Por qué ahora y no antes? ¿Por qué ayudar ahora a los que están abocados a la exclusión social a causa de las deudas y no antes?.

Será por haber sufrido un infarto…..

Pero, ya saben, puedo estar equivocado pero no me fío de los que ahora ven la luz

Por valle

valle

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *