¿Por qué estoy en el paro? Cosas que podemos aprender de estos diez errores

¿Por qué estoy en el paro?¿Por qué estoy en el paro? Cosas que podemos aprender de estos diez errores

Esta pregunta es la que tanta gente se hace y dándole vueltas a la cabeza en busca de los motivos En este listado ¿está presente alguno de esos motivos que se te han pasado por la cabeza? tal vez te hayas visto envuelt@ en alguno de los momentos que describimos. Veremos también las cosas que podemos aprender de estos diez errores

  1. Hoy en día con la economía hundida, las empresas pasan de recibir currículos y los que llegan, van directamente al cajón y después a la papelera.

 Casi todos los trabajos disponibles hoy en día, se encuentran a través de las redes. Hay que potenciar la búsqueda de empleo a través de contactos creados en foros y redes especializados por categorías y profesiones. Hoy los empleos se han vuelto muy especializados, así que busca en Internet los nichos donde se alejan los que son de tu especialidad, porque ahí es donde te pueden encontrar, además de aprender por “donde van los tiros “en cualquier momento.

  1. Cuando te avisan de que hay un proceso de selección de personal, en realidad están haciendo el paripé porque ya tienen elegido a quien va a ocupar el puesto.

 A las demandas de empleo se presentan muchos solicitantes para el empleo, y las primeras “cribas” suelen ser rápidas e intuitivas. Las selecciones suelen estar hechas por parte de una empresa especializada de RRHH que se juega su comisión y prestigio en buscar y seleccionar a los mejores. Por tanto, en las primeras entrevistas saca lo mejor de ti, se intuitivo y trata de adivinar el perfil que están buscando. Si no eres el elegido, piensa que no has dado en el clavo, o bien, como algo natural, hay candidatos mejor preparados.

Quien ha de valorar mi trabajo, mis aptitudes y poner un suelo en mi salario soy yo. Llevo mucho tiempo trabajando y se perfectamente de lo que soy capaz.

Hay un gran reajuste salarial y si tú en tu anterior empleo estabas con un bruto de 60.000 euros y la solicitud de empleo a la que has acudido es para un bruto de 30.000 euros, será difícil que te contraten a ti porque la brecha salarial es enorme. Todo el mundo anda escaso hoy en día, así que has de elegir si debesde aceptar ese sueldo como manera de volver del paro al mercado de trabajo, como puente hasta que encuentres algo mejor o seguir buscando.

Me han rechazado por estar sobre cualificado. Tanto tiempo preparándome y resulta que no solo no me vale para nada, sino que en realidad me está perjudicando ¡no hay quien lo entienda! ¿Por qué estoy en el paro? si estoy sobradamente preparado.

Hay que ser realistas porque nadie te va a contratar si dispones de 10 años de experiencia y has tenido anteriormente un puesto de gran responsabilidad, cuando en realidad están buscando una persona para un puesto de nivel de entrada. El empleador sabe que has ido porque estás desesperado y sabe que cuando te salga algo en tu campo te irás rápidamente sin pensarlo. Sabe que será difícil que te quedes y crezcas con su empresa y también saben que serás difícil de entrenar y adaptarte a sus directrices y te convertirás en un “grano en su cuello”. No te molestes en solicitar ese tipo de empleos.

En el puesto ofrecido en el anuncio, pidieron una serie de cualidades y yo aunque no disponía de todas, me animé a participar en la selección. Al fin y al cabo, me faltaban pocas, pero las compenso con las que tengo en las que soy muy bueno, y además las otras las puedo aprender, porque aprendo rápido.

 La regla de oro que se observa, es que si no dispones de al menos un 80% de las cualidades que piden, estás perdiendo el tiempo.

Una de las preguntas que me han hecho era relativa al tabaco¿ usted fuma?. Pues sí, contesté. Al fin y al cabo en mi vida privada y fuera de mi trabajo hago lo que me da la gana.

 Muchos de los empleadores no van a contratar a fumadores. El olor de la ropa, dedos amarillos de la nicotina y perder varios minutos por hora de trabajo en salir a fumar, es algo que además de tu vida y tu salud te perjudica en la bolsa de empleo.

¿Y qué piensa del estado de la economía actual? Cree verdaderamente que hay signos de recuperación y saldremos adelante?. Esa fue otras de las preguntas de la entrevista. Naturalmente, mi opinión es que la economía está hecha una mierda y van a pasar muchos años antes de recuperarnos, si es que eso ocurre alguna vez. Aunque la verdad-si le soy sincero-, nunca volverá a ser lo mismo que antes de la crisis.

 Los arrogantes y los pesimistas suelen tener entrevistas muy cortas. Los  sencillos y optimistas te van a quitar el empleo.

En los papeles de la oferta de trabajo que había que rellenar y entregar, había algunas preguntas en las que no me encajaba ninguna respuesta, así que lo entregué sin cubrir. De todas maneras eran preguntas sin importancia relativas a opiniones particulares, no de sentido técnico ¡bah, sin importancia!

 Si en la oferta de empleo te piden una breve declaración  con una hoja de vida, haz lo que se te pide. Si empiezas a incumplir lo que tu jefe potencial te pide, esa actitud irá en aumento cuando seas su empleado- pensará, con razón.

  1. En la entrevista de trabajo me han preguntado sobre mis anteriores empleadores, esos que después de haber dejado parte de mi vida entregándome con dedicación, me han despedido con un ¡lo siento! Y cuatro euros de indemnización ¿Qué cómo me siento? ¡pues muy cabreado!

 Estás cabreado porque te han despedido y ese cabro te perjudica. Quizás te lo merecieras, además de que quizá tu despido  no era nada personal y tan solo ha sido una decisión de negocios- pensará tu entrevistador-. Así que no le des esa opción, máxime si consideras que fue una injusticia. Encájalo y  vete a buscar tu nuevo empleo sin irá.

         10. ¡Coño!, menudas preguntas me han hecho tan directas, pero como el contestarlas me comprometía-o eso pienso yo-, salí del atolladero como pude y o por los “cerros de Úbeda”, como se suele decir.

No contestar de manera directa una pregunta e irse por las ramas, suele conducir a respuestas estúpidas. Vale más una respuesta sincera aunque creas que te puede perjudicar, que responder con sonrojo un sinsentido.

¿Por qué estoy en el paro? Cosas que podemos aprender de estos diez errores

Acerca de Angel

Intento sobrellevar un tiempo emocionante para sus protagonistas, cansino para el observador, de inacabable ir y venir, donde no se ha sabido acotar un terreno de encuentro ni arbitrar unas reglas del juego por todos respetadas, porque fuesen respetables.

2 comentarios en “¿Por qué estoy en el paro? Cosas que podemos aprender de estos diez errores

  1. Interesante información que, para un soslayo de acciones a realizar, puede ser de cierta ayuda.

    No obstante creo que en estos momentos de “gran dolor laboral” dada la paupérrima situación del mercado, el empresariado o una gran parte de él no comparte generalmente la norma e información que como trabajadores se recomienda realizar según los 10 errores que cometemos.

    El empresario , hoy en día, paga mal , paga poco y las condiciones de trabajo se han vuelto , en muchos casos, inaceptables.

    ¿Por qué? ¿ Han caído los beneficios o no han sabido ser eficientes?

    Simplemente abusan.

    Las empresas de RRHH han “entrado” directamente en ese juego relativamente sucio y por unos pocos euros ya no realizan ese trabajo de análisis que antes las ensalzaba.

    Parece algo dura mi opinión pero realmente no lo es y lo sabemos todos.

    Me atrevo a decir que tanto empresarios como empresas de RRHH coinciden en ofertar y demandar puestos laborales de muy baja calidad y que en las redes sociales , salvo muy pocos casos, no aparecen trabajos de calidad y que esas mismas redes solo sirven para tener tus datos y manipular a su antojo sin ningún control administrativo.

    Este es el verdadero paisaje laboral a gran escala y por lo tanto no me refiero a los puestos de trabajo extraordinarios, específicos y especiales, me refiero a los cientos de miles de puestos trabajo a los que denominamos “EL SUELDO DEL MIEDO” que , muy por debajo ( o por encima …es lo mismo) del salario medio interprofesional, jamás podrán acceder ni “hartos de grifa” a un puesto en condiciones que mínimamente se parezca al que existía hace unos años.

    Con esto no me refiero a la cantidad de dinero que se obtiene, no se engañen, me refiero al tiempo que durará el contrato ( nunca se sabe) , los horarios ( increíblemente descontrolados sin norma temporal) , la presión empresarial ( basada en ganar más pero no ganar mejor) y la poca eficiencia que hoy en día encontramos en este país.

    No quiero hacer victimismo en esta opinión, no me parece justo, pero quizá deberíamos intentar ser un poco más educados como empresarios y dejarnos de tanto abuso.

    Bastaría con ser uno mismo pero ya sé que en una entrevista laboral eso es complicado, ojo digo complicado no imposible y las redes especificas no ayudan a mejorar eso.

    pero quizá estoy equivocado… ojalá fuera así.

    1. Efectívamente, el mercado laboral ha cambiado y con ello las condiciones de contratación. Por ello precisamente es cuando hay que cuidar detalles que antes eran insignificantes ya que todo estaba basado en la capacidad y preparación del candidato, o sea, su curriculum. Hoy en día, además, hemos de cuidar otros aspectos, o sea, que además de estar preparado”hay que parecerlo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *