Practiquemos la vida (en defensa de…)

practiquemos la vidaRealmente deberíamos analizar en profundidad la necesidad o no de tener una Ley del aborto y cuando lo hayamos hecho debemos dar  por supuesto que existiría la obligación de tener una Ley de  Vida.

Sería sencillo y lógico, porque está de moda, decir que se aborta porque la mujer es dueña de su cuerpo, pero ¿hasta dónde llega a ser creíble esa afirmación cuando se habla del no nacido aún?

Deberíamos tener en cuenta que el ser fecundado tiene, puestos en parejas, 23  cromosomas de la mujer y otros tantos del hombre, y por ello debemos decir que el padre y la madre son dueños del acto sexual pero jamás de su fruto.

De lo que sí son dueños es de esa responsabilidad y no de otra cosa.

Practiquemos la vida, porque es cierto que desde el mismo momento de la fecundación existe una fuerza interior que lucha por salir adelante y para ello manda mensajes y elimina el ciclo menstrual  y por lo tanto existe creación y vida con total autonomía para no ser eliminado.

A los dieciocho días de fecundación comienza a crearse el cerebro y su corazón late desde el día veintiuno.

¿Esto es vida o no es vida?

Practiquemos la vida, porque hoy en día la medicina ha avanzado de tal manera en esta materia que tanto la madre como el hijo disponen de salvaguardia médica suficiente para que no existan problemas. Tengamos en cuenta que se realizan operaciones dentro de útero (más de 50 distintas) y por ello debemos respetar esa vida ya que son casos rarísimos los que derivan en una elección de vida para  madre o niño o simplemente para que muriera el niño.

¿Para qué una Ley del aborto si el propio médico ya actuaría directamente para salvar a la madre en caso de peligro?

Practiquemos la vida porque no es de recibo abortar argumentando que el niño vendría a sufrir a este mundo, explicación que, aunque muy nombrada y afamada hoy en día, es mezquina y  propia de conductas inmorales.

 Claro, como no comerás lo suficiente, como no tendrás medios suficientes….. te mato.

Practiquemos la vida porque es un error pensar que no debe nacer el que viene con malformación psíquica o física ¿Acaso se aborta eugenésicamente por piedad?, mentira, no es por piedad, es porque no tenemos clara la existencia del hombre y tenemos dudas, ese es el verdadero motivo y prueba de ello es que no existe ni una sola asociación de minusválidos que apoyen el aborto, ni una.

¿Acaso los minusválidos no quieren vivir?  Pues escuchen :“Gracias mamá por no haberme abortado”

¿Es ahí donde se demuestra la verdadera existencia del ser humano?

Rotundamente sí.

¿Cuándo seremos humanos, y por lo tanto vendremos a la vida?  ¿Son los progenitores quienes deciden eso?

El no nacido ya ha dado pruebas de que quiere nacer, respetemos sus deseos de venir y de vivir.

Practiquemos la vida porque, y ahora debemos mirarnos verdaderamente en el  espejo del alma, una vida creada por culpa de una violación no es culpable de la misma.

Pensemos un momento en ello, es duro, lo sé pero  ¿No sería mejor matar al violador y no al inocente que nace esa terrible relación?

Claro, claro, matar al violador…..que locura!!! Pero matar al niño ¿no es más locura?

Ese terrible trauma que vive o viviría una mujer violada ¿no se vería incrementado por la muerte del no nacido?

De todas maneras, esta es  mi opinión y respeto las demás, no me queda más remedio.

Viva la vida, practiquemos la vida no la muerte y aprendamos a enfrentarnos con la verdadera existencia humana, la alegría de vivir.

Posteado por Valle

Valle

Acerca de Angel

Intento sobrellevar un tiempo emocionante para sus protagonistas, cansino para el observador, de inacabable ir y venir, donde no se ha sabido acotar un terreno de encuentro ni arbitrar unas reglas del juego por todos respetadas, porque fuesen respetables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *