Preguntas sin respuesta en las entrevistas de trabajo

A business woman interviews a potential new employeeSe preguntará ¿cómo puede haber preguntas sin respuesta en las entrevistas de trabajo? En realidad, no hay un tipo de preguntas sin respuesta sino tres tipos diferentes en las que, responda lo que responda, no es posible errar ni acertar porque el entrevistador no busca una respuesta, sino que van en busca de su capacidad de análisis y razonamiento.

El primer tipo de preguntas sin respuesta en las entrevistas de trabajo son las hipotéticas, es decir, el tipo de preguntas encaminadas a conocer nuestra capacidad de razonamiento y análisis. Por ejemplo ¿podría decirme la cantidad de sal por litro de agua que contiene el mar?

Evidentemente no existe una respuesta correcta-  el índice de salinidad no es igual en todos los mares ni en todas las zonas-, pero el entrevistador desea que saque a relucir su capacidad de análisis y responda con lógica. Hágale las preguntas pertinentes para recabar información al fin de conocer los mayores datos posibles: ¿Cuál de los mares? ¿El agua se recogería de la superficie, al lado de la costa…? Con estas preguntas que hemos hecho al entrevistador, hemos demostrado nuestra capacidad para recabar datos antes de pensar en una solución y exponerla: una forma simple de conocer los datos que me pide, sería coger un recipiente de un litro de capacidad, llenarlo con el agua del lugar elegido y dejarla evaporar hasta que tan solo quedara en nuestro recipiente la sal contenida en ese litro de agua. Los datos numéricos le resultan indiferentes.

El segundo tipo de preguntas sin respuesta en las entrevistas de trabajo, son las “preguntas abiertas” del tipo “descríbase” o “por qué quiere trabajar con nosotros” o “cuáles son sus manías”… ¿Por qué se dice que son preguntas sin respuesta? Pues simplemente porque no existen respuestas correctas o incorrectas, sino simplemente “hechos” que debemos de relatar con nuestras mejores palabras y capacidad de expresión y convicción.

De ahí, la necesidad siempre comentada de ir lo mejor preparados posible a las entrevistas,  conociendo todos los pormenores posibles sobre el empleo para el que estamos siendo entrevistados, sobre la empresa que solicita empleados, y con un esquema mental de hechos relevantes y anécdotas acontecidas en el pasado que nos sirvan para exponer de forma natural nuestras virtudes- habilidades, cualidades personales, conocimientos, experiencias, capacidades de resolución de conflictos y tensiones…-,

El tercer  tipo de preguntas sin respuesta en las entrevistas de trabajo, son las llamadas “conductuales”, encaminadas a conocer de los aspirantes al puesto de trabajo si poseen las habilidades necesarias que la empresa ha decretado como imprescindibles cuando han decidido el tipo de perfil adecuado.

Estas preguntas van encaminadas a que describa ejemplos de hechos en los que ha tenido que sacar a relucir su capacidad de resolución ¿Cómo maneja un reto? ¿Alguna vez tomó una decisión arriesgada? ¿Qué haría si no está de acuerdo con una decisión?…etc.

Para responder de manera adecuada a este tipo de preguntas denominadas conductuales, lo mejor es estar bien informado acerca de las habilidades que busca el empleador, así como de las características de la empresa. Ello le servirá como pista para conectar sus cualidades con las requeridas por ellos.

Consejo

Antes de entrar en cualquier entrevista de trabajo, procure analizar e identificar las características que resulten más interesantes para convertirse en el candidato ideal de ese puesto de trabajo.

 Buscando empleo: 50 preguntas frecuentes en las entrevistas

Acerca de Angel

Intento sobrellevar un tiempo emocionante para sus protagonistas, cansino para el observador, de inacabable ir y venir, donde no se ha sabido acotar un terreno de encuentro ni arbitrar unas reglas del juego por todos respetadas, porque fuesen respetables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *