Archivo de la etiqueta: democracia representativa

El Clamor del Pueblo y la Democracia

El Clamor del Pueblo

Democracia

La Democracia es una forma de organización del Estado, de manera que a través de la participación directa o indirecta, los ciudadanos legitiman a quienes eligen como sus representantes.

Democracia directa

Hay quienes defienden el sistema de democracia directa, no ya en la antigua Grecia, sino en la era moderna. Rousseau desarrolló un esquema social donde argumentaba la posibilidad de vivir y sobrevivir como conjunto sin necesidad de un último líder que fuese la autoridad. También para una buena parte del Socialismo y del Anarquismo, el modelo asambleario es el preferido.

Pero por razones obvias, este modelo de democracia es técnica y geográficamente inviable, siendo la democracia representativa el modelo a seguir por la mayoría de los países del mundo. En la llamada democracia indirecta, el pueblo no gobierna, pero elige a sus representantes para que les gobiernen.

Democracia indirecta

El gobierno representativo fue instituido con la convicción de que los representantes electos debía de ser ciudadanos distinguidos y socialmente superiores a sus electores. Manin (1998) lo denominó “el principio de la distinción”. También existen diferentes concepciones sobre el interés de participación ciudadana en cuanto a política y  capacidad de tomar decisiones en  temas complejos.

El llamado concepto pesimista, argumenta la inestabilidad, irracionalidad o la falta de coherencia, teniendo la opinión pública poco o nulo impacto, políticamente hablando, en la toma de decisiones. Teoría que se apoya en la falta de tiempo del ciudadano para estar informado siquiera, sobre la diversidad de los múltiples temas que acometen en la agenda de la sociedad moderna. Todo ello como consecuencia de la desinformación y el interés que muestra el ciudadano común.

El concepto optimista, por el contrario, piensa que la ciudadanía somos predecibles pero estamos desinformados, por lo que la racionalidad está en función del grado de información que tengamos. Como principales defensores de éste concepto, hay que destacar a Gallup y a Roper, fundadores de la industria de las encuestas de opinión.Claro, como no.

Pues con estas alforjas hemos de hacer el viaje. La democracia indirecta o representativa  nos da la oportunidad de elegir a nuestros representantes “entre los ciudadanos distinguidos “que opinan de sus electores, que: tenemos falta de coherencia, desinformación y falta de interés Y como contrapunto, en la teoría optimista, somos predecibles y estamos desinformados.

Y aún nos extraña que nuestros representantes hagan oídos sordos al clamor que el pueblo ha elevado por la injusticia que se está cometiendo en estos momentos con quienes han dejado sus vidas en las calles de España. Coches bomba, tiros en la nuca, ametrallamientos por la espalda, bombas en centros comerciales, en casas cuartel, secuestros en ratoneras de dos metros cuadrados bajo tierra… y todo ello ¿en nombre de la libertad?

La excarcelación de todos esos terroristas, de violadores y asesinos de niñas… todo ello ¿también en nombre de la libertad? O es que estamos desinformados y tenemos poco o nulo impacto, políticamente hablando…