Archivo de la etiqueta: Estados Unidos

Google.. y las Demás

De las fábulas de Esopo

El pescador y el pececilloGoogle

 Un pescador, después de lanzar al mar su red, sólo cogió un pececillo. Suplicó éste al pescador, que le dejara por el momento en gracia de su pequeñez.- Cuando sea mayor, podrás pescarme de nuevo, y entonces seré para ti de más provecho -,terminó el pececillo.

-¡Hombre -replicó el pescador-, ¡ bien tonto sería soltando la presa que tengo en la mano, para contar con la presa futura, por grande que sea!.

Más vale una moneda en la mano, que un tesoro en el fondo del mar.

Google, está considerada como la mejor empresa para trabajar en Estados Unidos. Altos salarios y un sinfín de ventajas, hacen que lleguen cada día miles de curriculums de todo el mundo a sus oficinas.

Por otra parte, no es difícil de imaginar que Larry Page  y Sergey  Brin querrán tener a sus órdenes a los mejores ingenieros y programadores de sofware del mundo por lo que las pruebas para acceder son de lo más complicado. Lo que es atípico, es el proceder de Google como empresa, haciendo que todos saquen lo mejor de si mismos, no a costa de presiones y amenazas sino a base de buen trato y estímulos haciendo que sus trabajadores se sientan mejores y superiores- que lo son -.

La verdad, es que hace mucho tiempo podrían darnos envidia las ventajas sociales de que disfrutan los trabajadores de Google, pero ahora no. Ahora, quienes tenemos o conservamos un empleo nos sentimos afortunados, y si dicen que  Google es una de las mejores empresas para trabajar, la mía también -salvando unos “pequeñísimos detalles”-, como son, la retribución mensual y el trato humano.

Por lo demás,bien.


Arthur Mas: Águila o Cuervo

El águila, el cuervo y el pastor

De las fábulas de Esopo

Lanzándose desde una cima, un águila arrebató a un corderito.

La vio un cuervo y tratando de imitar al águila, se lanzó sobre un carnero, pero con tan mal conocimiento en el arte, que sus garras se enredaron en la lana, y batiendo al máximo sus alas no logró soltarse.

Viendo el pastor lo que sucedía, cogió al cuervo, y cortando las puntas de sus alas, se lo llevó a sus niños.

Le preguntaron sus hijos acerca de qué clase de ave era aquella, y les dijo:

– Para mí, sólo es un cuervo; pero él, se cree águila.

Pon tu esfuerzo y dedicación en lo que realmente estás preparado, no en lo que no te corresponde.

Como un águila debe de sentirse Arthur Mas cuando va proclamando  a quien quiera escucharle,las soflamas independentistas y el paraíso de leche y miel en que se convertiría Cataluña si deja atrás el lastre de España y los españoles. Como un águila, soñando con los honores de Jefe de Estado y los discursos en lengua catalana en el Parlamento Europeo, en Estados Unidos o en…da igual.

Pero quien se cree un águila, tan solo es  un cuervo, asustadizo y huidizo – , como son los cuervos, – ninguneado por los representantes de los gobiernos de Europa, ninguneado por quienes fueron sus cómplices en este afán de ruptura con quienes les han aportado dinero a espuertas para tratar de calmarles el ansia de pedir  –, nunca calmado-, y también ninguneado por sus votantes de antaño, cuando antepuso la lengua y el folclore al pago de las facturas.

Arthur Laffer:España debe bajar los impuestos

La popularidad de Arthur Laffer, conocido como “el padre de la economía por el lado de la oferta”,nace de la propuesta argumentada del estímulo que significa la bajada de impuestos para el trabajo y la producción, base de la política inicial en los años 80 del presidente Reagan en Estados Unidos, representada en la llamada “curva de Laffer”.

Siempre que los gobiernos deciden aumentar la capacidad recaudatoria, comienzan con la subida de impuestos, bien aumentando el número de ciudadanos que tributen, o bien aumentando el tipo impositivo medio, aunque un aumento de impuestos produce una bajada de la base imponible sobre la que se aplica el impuesto, por lo que las bajadas de impuestos aumentan la renta y el consumo, y por tanto una mayor recaudación.

Las consecuencias de ambas formas de proceder, son dos fuerzas que actúan en sentido contrario y que reciben el nombre de efecto renta y efecto sustitución; el efecto renta, mide las consecuencias derivadas de la disminución de la capacidad adquisitiva de los contribuyentes; el efecto sustitución, mide los cambios en las decisiones que toman productores y consumidores como consecuencia del impuesto.

Estas ideas, pueden representarse con la conocida Curva de Laffer, que toma su denominación a partir del economista americano Arthur B. Laffer. La curva, relaciona niveles de recaudación con el aumento de impuestos. Si medimos el aumento del impuesto a través de un tipo representativo t, tendríamos una curva con ésta forma:

Cuando el tipo impositivo es t1, la recaudación, al aplicar ese tipo sobre la renta, será una cantidad positiva mayor que cero (Y1). Si aumentamos el tipo, la recaudación seguirá creciendo, cada vez sin embargo a menor ritmo hasta alcanzar un máximo en Y2, para un tipo t2. A partir de ese punto, cualquier intento del gobierno para elevar el tipo impositivo, se traducirá, paradójicamente, en un descenso de la cantidad recaudada. Nótese que para t3, la recaudación ha caído hasta Y3. Si siguiésemos insistiendo en aumentar el tipo impositivo, llegaría un momento en que la recaudación fuese nula.

Ese comportamiento, se debe a que un tipo excesivamente alto propicia el fraude y la evasión fiscal hacia paraísos fiscales. También un tipo impositivo alto, puede llevar a los trabajadores a sustituir trabajo por ocio, reduciéndose el bienestar colectivo o social. Por eso, se tributa menos y crece menos la economía. De nuevo aquí actúan el efecto renta y el efecto sustitución: el efecto renta, ya que al aumentar el tipo y disminuir la renta de los trabajadores, tendrán que trabajar más para recuperarla y el efecto sustitución sobre los que decidan trabajar menos para no tributar tanto. Para un tipo impositivo muy alto, el efecto sustitución puede superar al efecto renta.

Además, los procesos de inspección para detectar el fraude, suelen ser muy costosos. De ahí que, en los últimos tiempos, muchos sean los países que se plantean reducir impuestos, especialmente los directos ligados a la renta, sobre todo si funcionan los estabilizadores automáticos, lo cual suele suceder en las fases expansivas del ciclo económico. Por eso, la curva de Laffer se ha convertido en una bandera para las corrientes defensoras del liberalismo económico que defienden la disminución de la presión fiscal.