Archivo de la etiqueta: Rechazo

Rechazo,Envidia, e Indignación

 Rechazo,Envidia, e IndignaciónReivindicación Inutil

Por motivos laborales, llevo desplazado a Cataluña más de dos años, por lo que hoy estoy de festivo, en mi casa, trabajando delante del ordenador; algo que cada día me apasiona y me llena más.

Pero el post de  hoy, está motivado por el alboroto de megáfonos, música y aplausos que escucho a través de mi ventana, y no puedo evitarlo: me asaltan tres  sentimientos opuestos, pero que los tres  me cabrean: rechazo, envidia e indignación.

Rechazo, porque las proclamas, la música, los aplausos, -todo-, es  a favor de   una Cataluña independiente, fuera de la Madre Patria. Gritos y soflamas encendidas contra España  de algunos vecinos reunidos en la plaza del pueblo, olvidando la historia transcurrida desde 1.714, como si el tiempo hubiese dado un salto desde entonces hasta hoy. Un “hoy”, con Arthur Mas intentando salir de un “jardín “en el que se metió de lleno por su prepotencia y la de sus adláteres, con una ruina por montera, pero sin capa torera que le permita esquivar la que se le viene encima. En un par de meses con el vencimiento de “los bonos patrióticos”, volverá a chantajear a esa  España, contra la que ahora gritan.

Envidia, porque salen a la calle sin complejos y sin vergüenza, con las banderas enarboladas en un día que se celebra una fiesta “nacional”. Porque en muchas ventanas, balcones y en sitios estratégicos, cuelga la bandera catalana, e independentista, sin que nadie – esté de acuerdo, o no-, señale ni se sienta ofendido, y si se ofende, se calla. Todo lo contrario que en nuestra España, en la que enarbolar una bandera o colgarla de un balcón, fuera de las competiciones futbolísticas, está mal visto y de ahí a señalarte como un “facha”, hay un paso. Tampoco se ven banderas españolas habitualmente por aquí, pero por miedo; y parece ser que hoy se ha colado una en los actos florales, y eso, se ha convertido en noticia.

Indignación, porque en nuestra España, no sentimos el orgullo Patrio que debiéramos  sentir. Suena el Himno Nacional, entre abucheos y silbidos de quienes no tiene valores ni respeto por los símbolos de nuestra Historia, y entre el  silencio de quienes respetan, pero no defienden. A la selección de futbol se le llama “la roja”, porque a algunos les duele la boca al decir “Selección Nacional”.  A los ferrocarriles de cercanías catalanes, construidos, pagados y puestos en funcionamiento por RENFE,  entregados para su explotación a la Generalidad, les cambiaron los nombres que llevaban rotulados en el exterior “cercanías” por  “rodalíes”, en un abrir y cerrar de ojos. Seguramente, a costa de RENFE.

Y así, no vamos a ningún lado. Mientras nosotros “pasamos” cobarde  y cómodamente, de la defensa y el orgullo de nuestra España, a Cataluña le subvencionamos la tinta para que escriban el desprecio que sienten hacia nosotros, las embajadas en el extranjero y las manifestaciones multitudinarias de desprecio chantajista  hacia España.