Una Inteligencia criticada la del pequeño Nicolás

El pequeño NicolásEl pequeño Nicolás como no podía ser de otra forma.

Mantengo una opinión algo diferente de la mayoría, cuando digo que el pequeño  Nicolás es un tipo muy inteligente. Y  lo digo porque de otra forma, no se entiende como en pleno siglo XXI alguien puede colarse en la coronación de un rey, simplemente falsificando un DNI, aún  teniendo menos edad de la que todo el mundo se espera para obtener una capacidad propia de una persona acreditada para tales eventos.

Así de simple, y por ello, lo denomino “inteligencia criticada”. Criticada sin saber, y por ello igualmente sarcástico.

¡Vamos, señores!, no me nieguen las alabanzas a la inteligencia del chaval. Ensalcen su excelencia triunfante- de mentira-, pero triunfante al fin y al cabo y, no mezclen esos actos inteligentes con la mediocridad del “tráfico de influencias”, el apoyo de esos políticos mediocres o de los protocolos de pacotilla.

Una inteligencia criticada la del pequeño Nicolás  sin razón, porque el chico se ha reído no solo de gestores, funcionarios de todo tipo, políticos, reyes y de los españoles en general, sino porque ahora quieren “colgarle el mochuelo”, castigarlo, vituperarlo, insultarlo y no sé cuantas cosas más cuando lo que realmente debería ocurrir es que todos ellos con sus controles y vigilantes deberían ir  “a la calle” por incompetentes e inútiles.

El chaval, el único castigo que se merece es una simple reprimenda para que entienda que eso no se hace…pero nada-o poco- más.

Una inteligencia criticada la del pequeño Nicolás, porque es vergonzoso que un país se quede  absolutamente pasmado  cuando algo así ha ocurrido y todo el mundo se lo toma a cachondeo. ¡Si señores, a cachondeo! El mismo que exhibe la Fiscalía del Estado a la hora de tramitar semejante insulto a las incompetentes normas que han permitido que un chico, muy joven él, inteligente y con ideas de triunfo, haya transgredido la norma y puesto en evidencia una total incompetencia de nuestros mandatarios y gestores.

En vez de aplaudir o sumarnos al bando  de quienes critican la inteligencia del pequeño Nicolás,  debemos cuidarlo, felicitarlo y formarlo para que en un futuro pueda desarrollar ideas que nos beneficien a todos y no solo a él, por sus propias carcajadas y por haber “insultado y dejado en franca evidencia” a toda una prole de inútiles normas- y por ende a sus legisladores-, y protocolos de seguridad, como así se ha demostrado.

Una inteligencia criticada la del pequeño Nicolás, por la sinrazón, la envidia y la incapacidad para hacer otra cosa. Si nos paramos a pensarlo en profundidad, si nos detenemos a analizar lo que este chaval desarrolló a su alrededor, hemos de reconocer que él fue sencillamente brillante e incompetentes los demás.

Por eso lo van a “empapelar”. Por falsificar un DNI, unos  documentos y poco más, aunque en realidad pienso, que lo están utilizando como victimario de la incompetencia de quienes reían sus gracias, palmeaban su espalda o simplemente buscaban sus servicios, que son, al fin y al cabo, quienes deberían estar en el paro por inútiles, incompetentes y faltos de esa inteligencia que tanto critican.

Pensemos hasta donde ha llegado con  inteligencia el pequeño Nicolás y después extrapolemos al mal. Sería terrible.

Posteado por Valle

Valle

Acerca de Angel

Intento sobrellevar un tiempo emocionante para sus protagonistas, cansino para el observador, de inacabable ir y venir, donde no se ha sabido acotar un terreno de encuentro ni arbitrar unas reglas del juego por todos respetadas, porque fuesen respetables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *